Cómo acertar con el gramaje del papel

Lo sabemos, a veces resulta difícil comprender y sobre todo memorizar los cientos de palabras que componen el vocabulario de las artes gráficas. Pero para eso estamos nosotros, en PrintHaus nos encanta aprender juntos y por eso hoy queremos aportar un poco de luz a uno de los temas que más dudas causa entre nuestros clientes, qué hay que saber para acertar con el gramaje del papel.

 

¿Es lo mismo el gramaje que el grosor?

Aunque son muchos los que tienden  a hablar de grosor y gramaje por igual, lo cierto es que son cosas distintas ya que dos papeles con el mismo gramaje no tienen por qué tener el mismo grosor.

El gramaje de un papel se define como el peso de un metro cuadrado de ese papel. Y por lo tanto se mide en gramos/m2. En un ejemplo práctico que un papel sea de gramaje 150 g quiere decir que una hoja de 1m2 de superficie, pesa eso, 150 gramos.

Por el contrario el grosor del papel es la distancia que hay entre las dos caras de la hoja.

 

Dependiendo del tipo de papel, el gramaje será uno u otro. Aquí te dejamos los más populares:

No satinado

  • El papel no satinado puede tener un gramaje de 60-115 gramos y suele utilizarse para los interiores de libros, de revistas con muchas páginas, desplegables, planos, prospectos médicos, hojas de carta con membrete.
  • El papel no satinado que tiene un gramaje de 135-200 gramos es utilizado normalmente para realizar flyers, dípticos, trípticos, folletos o revistas de pocas páginas.
  • También existen papeles no satinados mayores de 200 gramos. En este caso dependerá de cada tipo o marca de papel y con él se podrá hacer desde tarjetas de visita, portadas de libros y revistas hasta alguna pieza de packaging o carpetas contenedoras de documentos.

 

Satinado

  • Existen papeles satinados de 70 a 150 gramos que se utilizan para flyers, dípticos, trípticos, desplegables, planos, interiores de folletos, revistas y libros.
  • El papel satinado de 170 a 250 gramos también puede ser utilizado para flyers, dípticos, trípticos, interiores de folletos, revistas, libros y catálogos con pocas páginas.
  • Por el contrario el satinado con un gramaje superior a los 250 gramos se emplea para portadas de revistas, libros, catálogos, objetos desplegables con mucha consistencia.

 

Gracias a estas pequeñas indicaciones podrás decantarte por el uso de un gramaje u otro dependiendo del trabajo que quieras realizar, aunque como la mayoría de cosas en esta vida, no se trata de una ciencia exacta por lo que el profesional de la imprenta será el que mejor podrá aconsejarte según tu caso particular. Recuerda que cuanto más complejo sea tu proyecto más difícil será determinar el gramaje adecuado.

Si aún te han quedado dudas por resolver no olvides que en PrintHaus nos esforzamos día a día para poder ofrecerte un servicio cada vez más personalizado, flexible, de gran calidad y siempre adaptado a tu demanda.

 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies