La fotodecoración o cómo convertir tu casa en una galería de arte

Hoy en día todos llevamos una cámara de fotos en nuestro teléfono móvil. Selfies, fotos de grupo, bonitos atardeceres… todo un sin fin de preciosas imágenes echadas a perder en la memoria de nuestros móviles.

¿Porque no aprovechar estos extraordinarios recuerdos para decorar tu casa?  Sin duda se trata de una manera creativa y divertida de dar personalidad a un rincón de tu hogar a la vez que rememoras momentos maravillosos. Veamos cómo hacerlo.

Lo primero es elegir las fotografías

Elige aquellas fotografías que mejor calidad tengan y que  más bonitas te parezcan. No hace falta que sean fotos profesionales, hoy en día nuestros teléfonos móviles están equipados con cámaras de gran calidad. Paisajes, retratos, celebraciones, en blanco y negro, en color, las posibilidades son ilimitadas.

La importancia del lugar

A la hora de elegir el lugar ten en cuenta el escoger una pared que resalte a la vista, para que las fotos sean apreciadas y se conviertan en el centro decorativo de la habitación.

  • Para el salón la pared ideal es la que se encuentra detrás del sofá.
  • En el pasillo puedes colocarlas en la pared opuesta a donde se encuentran las puertas.
  • Para las escaleras puedes colocarlas en la pared del descanso o en la pared contraria a la baranda.
  • En una habitación lo más recomendable es colocar las fotografías en la pared que está detrás de la cama
  • En las cocinas se aconseja colocarlas en las columnas.

 

Con o sin marcos

Al igual que pasa con las fotografías la elección de los marcos dependerá de tu estilo y presupuesto. Existen muchas opciones, algunas son:

  • Elegir marcos y fondos que den apariencia de unidad a la composición.
  • Elige marcos con diferentes formas y estilos.
  • Píntalos tú mismo y dales un toque personal.
  • Colócalas directamente sobre la pared sin marcos o apóyalas en los muebles de tu casa.

 

Crea collages y montajes personalizados

Puede ser un recurso perfecto a la hora de adornar tu casa de una forma original y dinámica. Añade color a cualquier pared de tu casa a la vez que rememoras los mejores momentos de tu vida.

Haz primero una prueba

Si no quieres llenar tu casa de agujeros lo mejor que puedes hacer es realizar primero un simulacro. Coge hojas de papel blanco y corta tantos cuadrados como fotos vayas a colgar, lo importante es que tengan la misma forma y tamaño de tus fotografías. Una vez las tengas recortadas pégalas en la pared con cinta adhesiva y busca la composición que más te guste. Cuando la hayas encontrado sustituye los folios por las imágenes.

En Printhaus hacemos realidad tus proyectos con nuestro servicio de fotodecoración. Bucea en tus archivos y tus recuerdos y prestar a tus fotos la atención que quizás pensaste en su momento que se merecían.

Sin comentarios

Publicar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies